domingo, noviembre 18, 2007

"Esto no es una autobiografía": Autoanálisis de un sociólogo

PIERRE BOURDIEU: Autoanálisis de un sociólogo, Ed. Anagrama, Barcelona, 2006.
Exorcizando lo que él llamó la "ilusión biográfica", en este libro póstumo del científico social accedemos a la construcción intelectual de un gran pensador y activista de la sociología y a su particular batalla por conquistar la autonomía de este campo frente a la filosofía o el periodismo.

"El mundo intelectual, que se cree tan profundamente liberado de las conveniencias y de las convenciones, siempre me ha parecido como lleno de profundos conformismos que han actuado sobre mí como fuerzas repulsivas" (p. 145).

Sin pretender hacer una autobiografía, Pierre Bourdieu repasa su trayectoria intelectual desde la distancia reflexiva, a la par que profundamente comprometida con el mundo social, que le ha caracterizado durante toda su carrera sociológica. Lo más destacado, desde mi punto de vista, es su defensa de la sociología y las ciencias sociales como un campo científico perfectamente discernible de otros ámbitos académicos e intelectuales, como el periodismo y la filosofía. Buena parte de su exposición se dedica precisamente a poner en el lugar que le corresponde a los filósofos y su posición dominante en la Francia de los años 50 a 70 del siglo pasado. Su crítica a Jean-Paul Sarte, a Louis Althusser, al estructuralismo; sus diferencias con Claude Lévi-Strauss o con Michel Foucault, ocupan una buena parte de las páginas del libro.
Bourdieu reflexiona también sobre las raíces de sus disposiciones intelectuales, de su propio habitus. Lo hace sin caer en la autocomplacencia, con la sinceridad que ha guiado su vida intelectual. No se entretiene mucho en pormenorizar sus episodios vitales, al estilo biográfico que el denunción como ilusorio; tampoco nos revela los secretos de su éxito académico y los entresijos de su ambigüedad como sociólogo en un campo, el de las grandes escuelas francesas, trenzado de luchas por el poder y el prestigio, jerarquizado y en constante reconfiguración. Lo que sí nos queda claro es que Pierre Bourdieu, con su perseverancia de sociólogo, introdujo el mundo social en la élite escolar francesa, hizo de la sociología una ciencia consolidada, pero también un arte, una postura vital, una estrategia de oposición y crítica el mundo desigual; reivindicando con sus investigaciones un espacio para la crítica sociológica sólidamente fundamentada, tanto a nivel teórico como metodológico y epistemológico.

3 comentarios:

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hola!! Soy un joven argentino amante de la ciencia y me encantaria q intercambiemos comentarios, desde ya, muchas gracias.

www.pensandoparanopensar.blogspot.com

Diego dijo...

Me interesa mucho la perspectiva de P. Bourdieu, el artículo me ha resultado útil.
Saludos.